La Coordinación de educación Socioambiental del CEM, reúne la experiencia de años de trabajo en nuestra comunidad. Nuestra tarea fundamental es la formación de los ciudadanos responsables de una sociedad sustentable. El funcionamiento de la escuela está basado en los principios propuestos por Clark (1997): interdependencia, sustentabilidad, diversidad, compañerismo, coevolución, continuidad.

Durante el ciclo escolar, de acuerdo a la edad y los programas curriculares de cada grado, varios de los grupos se hacen cargo de proyectos permanentes como un área protegida, la hortaliza escolar, o bien, participan en proyectos de toda la escuela como el mantenimiento de la clasificación de desperdicios y la composta.

Como servicio a la comunidad educativa, se reciben pilas, y papel y cartón, que se remiten a los centros de acopio correspondientes.